domingo, 27 de octubre de 2013

Galletas especial Halloween (sin huevos ni leche):Dedos sangrientos de brujas.


Madre mía!! quien me ha visto y quien me ve? Con lo que yo he despotricado de Halloween, diciendo que es una fiesta yanqui, que no tenemos personalidad, que en mi pueblo es "to santos" y no necesitamos importar tradiciones de otros países... y hoy me sorprendo haciendo unas galletas terroríficas al más puro estilo americano. Pero es que buscando recetas con frutas y verduras de temporadas no he podido evitar caer en recetas para Halloween y, cuando vi estas galletas, no me pude resistir.
Pensé en el fracaso culinario que tuve con mis primeras galletas pero no me dejé amedrentar, a pesar de que algún que otro de mis amigos pensó que los dedos me iban a salir horrorosos y se sorprendieron viendo los resultados. Y es que estoy super contenta por como han quedado, por el sabor de la galleta en sí y por la forma tan tenebrosa (aunque me parecen muy graciosas en realidad).

Ingredientes:

  • 100 g harina de arroz
  • 100 g harina de maicena
  • 100 g harina de yuca o mandioca agria
  • 100 g de almendras molidas
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1/2 taza de jarabe de arce (o media taza de azúcar)
  • 1/2 taza de aceite de girasol
  • 1 cucharadita de vainilla en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de almendras (opcional, yo no le puse)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Almendras crudas
  • Gel comestible rojo o mermelada de fresa.
 
 Se hace la mezcla de harinas junto con las almendras molidas, la vainilla en polvo, la sal y la levadura. Se vierte en ellas el aceite de girasol y el jarabe de arce y se mezcla muy bien, primero con una paleta o cuchara y después se trabaja con las manos.
Cuando todo esté bien mezclado y amasado, se hace una bola y se envuelve en un papel film transparente, metiendo la masa, al menos 30 minutos en la nevera.
Una vez endurecida procedemos a hacer los dedos. Para aquellos/as que no se os de demasiado bien las manualidades (como a mi) hay numerosos vídeos en YouTube de gente haciendo estos dedos.
 
De todas maneras, no tienen mucha ciencia. Se hace un cilindro de masa, con la punta un poco redondeada. Con un cuchillo se corta una cuña donde debe ir la uña, para dejar el extremo más delgado que el resto del dedo. Sobre la mitad, más o menos, se presiona por arriba y por abajo para simular un nudillo huesudo. Con un cuchillo o palillo se hacen unas rayitas en los nudillos y bajo la uña.  Si se quiere, se puede poner una almendra al final del dedo, en el lado opuesto a la uña, para simular un huesito. Se coloca la almendra que será la uña y se hace lo mismo con el resto de la masa.
Mi masa no quedó muy maleable. Me imaginé que quedaría como plastilina, pero se desmoronaba un poco, así que hacer los dedos fue una tarea más complicada. La forma la tuve que dar mientras iba presionando la masa para que no se deshiciera, pero el resultado fue bueno.
Se hornea durante 15 minutos a 160ºC con el horno precalentado y con calor arriba y abajo. De todas maneras esto depende de cada horno. Es importante que estén bien cocinados pero que no estén demasiado tostados, para que dé un aspecto más tétrico.
 
Una vez que se hayan sacado del horno y se hayan enfriado, se procede a decorarlas. Con un gel o mermelada de fresa, se pone un poco alrededor de la uña y en el otro extremo, para parecer que ha sido arrancado de la mano (asqueroso, ¿verdad?).
Y ya tenemos listos nuestros dedos sangrientos de bruja, o de muerto, o de quien se te ocurra, jeje.

 
Cuando estaba terminando de hacer las galletas me acordé mucho de mis padres. En San Fernando, de donde yo soy, son muy famosas las tortillas de camarones y se hacen friendo una masa que se vierte a cucharadas en la sartén, para hacer pequeñas tortillas. En mi casa, mi madre o últimamente mi padre que es el que las fríe, cuando ya queda poca masa, generalmente, uno está cansado/a de hacer tortillas, por lo que termina echándola toda y haciendo una gran tortilla a la que le solemos llamar "la tortilla de la madre" (o del padre, dependiendo de quien la haga), que denota que ya estaba harto de hacer tortillas. Pues bien, os cuento todo esto porque a mi me pasó lo mismo. Y con el final hice, "el dedo de la madre" y una araña, porque ya estaba cansadísima de formar pequeños dedos, jejeje.
 
 
¿Vas a hacer algo especial para Halloween, "to santos" o día de los difuntos?

6 comentarios:

  1. jajaja, me ha encantado la arañita!

    ResponderEliminar
  2. Ajajaja, gracias!! Es una araña mutante de ojos verde oliva, jejej.

    ResponderEliminar
  3. Sonia, te han salido genial. Tanto que no sé si me las comería jajajajaja. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De sabor buenísimas, Lola, de aspecto un tanto asquerosillas, pero es lo que tiene Halloween.

      Eliminar